Alimentando otros modelos

Comedores escolares agroecológicos FUHEM

Categoría: Novedades del proyecto (página 1 de 2)

Ganadoras/es del concurso de recetas saludables, justas y ecológicas

Durante el tercer trimestre del curso 2016-2017, hemos puesto en marcha un concurso de recetas con ningún (o casi) ingrediente de origen animal. El objeto del concurso era encontrar nuevos platos para incorporar al menú escolar contando con la participación del conjunto de la comunidad educativa. El jueves 15 tuvo lugar la final del concurso en Hipatia. En ella, las familias que habían presentado las propuestas finalistas las elaboraron en la cocina del ciclo formativo de restauración de Hipatia. A continuación, el jurado falló el concurso.

El jurado valoró:

  • Que todos los ingredientes pudiesen provenir de cultivo ecológico, de origen peninsular y que fuesen de la misma temporada. Todos los platos finalistas cumplían esas características.
  • Que el precio de los ingredientes pudiese ser asumible dentro de presupuesto existente.
  • Que fuesen platos que una cocina de un comedor escolar pudiese elaborar.
  • Y por supuesto el sabor. Que fuesen deseables por paladares infantiles.

Con estos criterios, se decidió otorgar tres premios. Dos de ellos serán platos que incoroporaremos al menú escolar de los colegios de FUHEM el curso que viene, son los platos ganadores de la temporada de invierno y de la de verano. El tercer premio será un plato que se sumará a la oferta del restaurante Bitácora de Hipatia también el próximo curso. El restultado fue:

Plato ganador de la temporada de invierno: Tallarines con salsa Alfredo, presentado por Jonatan Eustaquio Cano (colegio Hipatia)

Ingredientes (para dos personas)

  • 1 diente de ajo.
  • 1 cucharadita de aceite.
  • 1 taza de coliflor (100 gramos).
  • ¾ de taza leche vegetal (175 mililitros). [El jurado valoró la posible sustitución de este ingrediente por otros equivalentes]
  • Sal.
  • 1 cucharada de levadura de cerveza.
  • ½ cucharada de zumo de limón.
  • 150 gramos de espaguetis.

Preparación:

  1. En una sartén saltemos el diente de ajo laminado en un poquito de aceite.
  2. Cuando el ajo empiece a dorarse echamos la leche y la ponemos a fuego fuerte para que hierva.
  3. Añadimos la sal y la coliflor. Bajamos a fuego medio y dejamos nuestra salsa a fuego medio hasta que esté hecha (7-10 minutos).
  4. Echamos la salsa en una batidora con la levadura de cerveza y el zumo de limón. Trituramos.
  5. Cocemos los espaguetis, los colamos y los mezclamos con la salsa en la sartén.

Plato ganador de la temporada de verano: Gazpacho de sandía, presentado por Beatriz Castroviejo (colegio Montserrat)

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 gramos de sandía (sin piel ni pepitas).
  • 2 tomates maduros.
  • 1/4 de cebolla.
  • 1 pepino pequeño.
  • 1/4 de pimiento rojo (yo hay veces que no se lo pongo, no lo veo necesario y repite más con él).
  • Agua fría (si lo vemos necesario, y a ojo, según nos guste de espesor).
  • Aceite de oliva (un buen chorro, a ser preferible que sea vírgen extra).
  • Sal

Preparación:

Simplemente triturar todos los ingredientes hasta que quede textura de gazpacho. Si vemos que está muy líquido, podemos añadir un poco de pan, y si lo vemos algo espeso, se añade agua.

Premio Bitácora: Lentejas con arroz a la castellana, presentadas por Natalia Belizón (colegio Hipatia)

Ingredientes:

  • 2 vasos y medio de lentejas castellanas.
  • 1 vaso de arroz.
  • 1 puerro cortado en rodajas no muy finas.
  • 1 calabacín cortado en dados.
  • 1/2 cabeza de ajos.
  • 2 zanahorias medianas cortadas en rodajas.
  • 1 puñado de judías verdes troceadas,
    pimentón dulce o mezcla de dulce y picante.
  • Sal.
  • 1 litro y 1/4 de agua.

Preparación:

  1. Poner las lentejas a fuego alto en una cazuela junto con las verduras troceadas, los ajos enteros con piel, el agua y la sal. Una vez empiece a hervir, bajar el fuego al mínimo y tapar parcialmente. Cocer unos 45 minutos aproximadamente.
  2. 20 minutos antes del final de la cocción, echar el arroz, comprobar que está bien de sal y volver a tapar parcialmente hasta que pase el tiempo de la cocción.
  3. Retirar los ajos si se desea (aunque quedan muy ricos cocinados así).
  4. Aparte, poner un chorro de aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente apagar.
  5. A continuación echar una cucharada de pimentón, remover con una cuchara de madera durante unos segundos y luego echar las lentejas.
    Es muy importante no quemar el pimentón ya que da muy mal sabor.
  6. Si se deja reposar las lentejas (se pueden hacer la noche anterior y así cogen más cuerpo) se pueden luego recalentar a fuego bajo. Si han quedado muy secas se puede echar tranquilamente un poco de agua y dejar que hierva unos minutos.

Finalistas: Hummus de Yiftach Talmon (colegio Montserrat) y Macarrones con salsa de remolacha de Ana Martínez (colegio Hipatia)

Final del concurso de recetas saludables, justas y ecológicas. El desafío de cocinar (algunos días) sin productos animales

Como sabéis, nuestros comedores están haciendo una apuesta fuerte por ser saludables, justos y ecológicos. Para todo ello, es importante la reducción de la ingesta de productos de origen animal ya que:

Pero sabemos que nos está costando encontrar platos que gusten a todo el mundo que no tengan (o tengan muy pocos) productos de origen animal. Son solo dos días al mes los que tenemos con este criterio, pero queremos que nos salgan mejor.

Así que decidimos juntar toda la creatividad contenida en la comunidad educativa e invitaros a hacernos propuestas. Para eso, lanzamos un concurso de recetas cuyo premio será que los platos ganadores se servirán en el comedor escolar.

Este concurso ha llegado a su fase final, en la que degustaremos las mejores propuestas que hemos recibido hasta la fecha. Para ello, os invitamos a degustarlos y formar parte de voto de la comunidad educativa.

El acto será el próximo jueves 15 de junio el restaurante Bitácora situado en la Ciudad Educativa Hipatia (Avda. Ocho de Marzo, 1, Rivas Vaciamadrid) a las 17:00.

Jornadas internacionales sobre comedores escolares saludables y sostenibles.

Cada vez son más las Administraciones que recurren a la compra pública alimentaria para fomentar la producción y el consumo de alimentos ecológicos o procedentes de producciones pequeñas y medianas enraizadas en el tejido local. En el caso de los comedores escolares, pueden además convertirse en un espacio privilegiado para impulsar la ecologización de los currículos y las prácticas educativas a través de la universalización de hábitos alimentarios saludables y sostenibles.

Estas jornadas son una oportunidad perfecta para conocer de primera mano las iniciativas que se están impulsando en distintos lugares, tanto de otros países europeos como en nuestra propia geografía. Un momento de inspiración y reflexión para las comunidades educativas de la Comunidad de Madrid. Un espacio de diálogo, encuentro y organización para seguir avanzando hacia comedores escolares saludables y sostenibles.

La transición hacia comedores escolares saludables y sostenibles

6 junio. 18.00 h
La Casa Encendida

¿Qué está sucediendo en los comedores escolares de Europa? ¿Tenemos preocupaciones y propuestas similares? ¿Qué podemos aprender de otras ciudades como Roma o Viena? ¿Es viable incluir medidas favorables al uso de alimentos de producción ecológica certificada, ingredientes frescos y de temporada, producciones con marcas de calidad vinculadas a territorios determinados?

Tanto la Directiva sobre contratación pública (2014/24/EU) como múltiples proyectos respaldados por instituciones comunitarias, vienen desde hace años resaltando el enorme potencial de la compra pública alimentaria como herramienta para, entre otros, fomentar buenos hábitos alimentarios, apoyar al empleo local, reducir los impactos ambientales negativos de la producción agroalimentaria o fomentar la innovación social.

Resulta destacable el papel de los municipios a la hora de desarrollar iniciativas novedosas con objetivos de mejora ecológica, de la equidad social, nutricionales y de salud. Así que no podemos dejar pasar la oportunidad de conocer una síntesis de las experiencias internacionales de referencia, con diversos modelos y formas de gestión que pueden ayudarnos a repensar nuestra propia realidad.

Introducción: Fundación Daniel y Nina Carasso.

Interviene: Roberta Soninno, profesora de la Universidad de Cardiff e investigadora en geografías alimentarias, especializada en sistemas alimentarios locales y compra pública alimentaria. Autora de libros como The School Food Revolution: Public Food and the Challenge of Sustainable Development.

Modera: Cooperativa Garúa.

Charlar en torno a la mesa del comedor

7 junio. 18.00 h
La Casa Encendida

Una mesa redonda con personas que dinamizan algunas de las iniciativas de cambio por unos comedores escolares saludables y sostenibles en nuestra geografía.

Mesa redonda de iniciativas en torno a los comedores escolares saludables y sostenibles y debate abierto con el público.

Intervienen: Julia del Valle, Plataforma Ecocomedores-Madrid; Sarai Fariñas, CERAI-Valencia, y Pablo Alconchel, Plataforma comedores escolares públicos de calidad en Aragón.

Tirando del hilo. La relación entre el comedor escolar y la solidaridad con las personas migrantes

Luis González Reyes

En los últimos cursos, todos los colegios de FUHEM se han caracterizado por la puesta en marcha de múltiples actividades de solidaridad con las personas migrantes y refugiadas. Esto se ha plasmado en carreras solidarias, marchas, recogidas de dinero y materiales o actividades de sensibilización. Pero también con cambios en nuestro patrón alimentario. En concreto, por la reducción de los productos de origen animal que comemos y la apuesta por la materia prima de producción ecológica.

¿Qué tienen que ver los migrantes senegaleses con nuestro comedor?

Sini era pescador en Senegal pero, conforme la pesca fue escaseando, decidió migrar para mantener una vida digna. La responsabilidad de los hábitos alimenticios españoles en todo esto no es menor.

Recogiendo datos publicados por La Marea, en 2015 Senegal y la UE firmaron un acuerdo por el que se permite a 38 buques europeos faenar en las aguas del país africano durante 5 años. 25 de esos barcos son españoles. Es decir, que el Gobierno impide la entrada de senegaleses, pero no de su pescado.
Pero el problema no es solo ese, sino lo que están suponiendo esos barcos en la sociedad senegalesa, pues allí la pesca es fundamental. Por ejemplo, en 2005 el sector pesquero daba trabajo directo a casi 60.000 personas, e indirectamente a diez veces más, además de ser una fuente básica de proteínas para la mayoría de la población. Pero esto ya no es así, pues la pesca industrial está acabando con los caladeros senegaleses (las capturas han descendido un 47% entre 1994 y 2005), con el sector (el empleo ha bajado un 50%) y, a la vez, contribuyendo a un alza de precios.

La pesca industrial de barcos europeos acaba con las especies porque usa artes muy agresivas (como la pesca de arrastre o los atractores de peces) y porque tiene una capacidad muy alta de capturas (se necesitarían más de 50 embarcaciones tradicionales faenando un año entero para capturar lo mismo que un buque arrastrero captura y procesa en un solo día). Y esto por no hablar de la pesca ilegal, que es común en toda la costa de África Occidental, donde está valorada en 828-1.600 millones de dólares al año.

Por todo ello, cuando en nuestro colegio estamos sirviendo pescados capturados cerca de la Península ibérica y reduciendo la cantidad de productos de origen animal (entre ellos pescado), también estamos luchando por la dignidad de quienes habitan en Senegal. Esto contribuye a que, quienes quieran venir a España, lo hagan como opción y no por necesidad.

¿Y las refugiadas sirias?

Houda es una de las miles de sirias atrapadas en un campo de refugiados/as que intenta vivir en Europa. Nuevamente, nuestros hábitos alimentarios tienen que ver con lo que está viviendo Houda.

Siguiendo informaciones aparecidas en eldiario.es, podemos ver que la situación siria tiene detrás múltiples desencadenantes. Entre ellos, está la terrible sequía que sufrió en los años previos al conflicto, concretamente entre 2006 y 2011. El 60% del territorio sirio sufrió una de las mayores sequías que han azotado la región desde el inicio de la agricultura. A esto se sumó que el régimen estuvo incentivando el cultivo de algodón y trigo en regadío, lo que agotó los acuíferos del subsuelo y las reservas en superficie. Este último proceso fue especialmente intenso entre 2002 y 2008.

Una de las consecuencias de la sequía fue que, en el noroeste del país, alrededor del 75% del campesinado perdió sus cosechas y el 85% del ganado falleció afectando a unos 1,3 millones de personas. De este modo, la sequía fue un factor clave en el desplazamiento de población desde el campo hacia las ciudades, donde crecieron los núcleos de población empobrecida. Se calcula que este éxodo fue de unas 800.000 personas desde 2010. De este modo, el empobrecimiento y el desarraigo, sumados a la falta de libertades, se hicieron insostenibles conforme la crisis ambiental, que acrecentó la económica, se fue exacerbando. A esto se sumaron los intereses de potencias extranjeras. Todo esto devino en la guerra civil actual y la crisis humanitaria de refugiados/as.

Aunque no se puede afirmar con total seguridad que esta sequía estuviese causada por el calentamiento global, este tipo de fenómenos son justo los que predicen los modelos manejados por el IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) para esta zona del Mediterráneo.
¿Y qué tiene todo esto que ver con nuestro comedor? Pues resulta que distintos estudios plantean que alrededor del 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático pueden estar relacionadas con el modelo de alimentación industrial y fuertemente carnívoro. En cambio, la producción ecológica y dientas con menos consumo de productos animales pueden llegar incluso a reducir la concentración de gases de efecto invernadero. Así, el modelo alimentario de nuestro comedor es otra forma de favorecer que situaciones como la de Siria no se repitan y las personas no tengan que salir de sus hogares buscando refugio.

Los colegios de la FUHEM se suman a Madrid Agrocomposta

Jose Luis Fernández Casadevante, Kois (Garúa)

Hace algo más de un año se ponía en marcha el proyecto piloto Madrid Agrocomposta, una iniciativa mediante la cual 200 hogares, dos colegios, un mercado municipal y varios huertos comunitarios se organizaban para convertir sus residuos orgánicos en abono natural para los terrenos agrícolas cercanos a la ciudad.

El mecanismo es sencillo, se separan los residuos orgánicos, que posteriormente son recogidos varias veces a la semana y llevados a fincas cercanas donde se práctica la producción agroecológica. En cada una de ellas se compostan de 7 a 10 toneladas de residuos para la obtención de entre 3 y 5 toneladas de compost, que se usará en los mismos terrenos de cultivo.
Tras el éxito de la prueba piloto, este proyecto está en fase de ampliación y los colegios de FUHEM han decidido sumarse y entrar a formar parte de la red de espacios que colaboran con Madrid Agrocomposta.

Con esto se logra una forma de gestión más ecológica, pues se cierran los ciclos en proximidad, el residuo se convierte en abono, que se convierte en comida cuyos restos se convierten en residuo compostable. Además, se evita la emisión de gases de efecto invernadero, que provocan el cambio climático, al reducir tanto los desplazamientos de los residuos, como el volumen de los que se incineran. Este modelo fortalece los sistemas alimentarios locales. Y, por si todo esto fuera poco, es más barato y favorece la democrátización de la economía, pues las empresas y productores implicados se encuentran ligados a la economía solidaria madrileña.

Las directivas europeas obligan a que en 2020 se esté reutilizando un 50% de los residuos generados, en caso contrario se procederá a sancionar económicamente a las ciudades incumplidoras. El compostaje es una de las formas más eficientes y eficaces a la hora de implantar un modelo de gestión de residuos ecológico.

El escritor John Berger solía decir que “La gente lo mezcla todo. Lo tiran todo en el mismo sitio. Así lo convierten en basura. La basura no existe. La basura es la confusión que formamos al tirar las cosas”. Sumar nuestros centros escolares a Madrid Agrocomposta es una forma de aportar nuestro granito de arena al cambio en la gestión de residuos, que resulta muy coherente con el proyecto “Alimentando otros modelos” y los cambios introducidos en los comedores.

Exposición de paneles “Alimentar el cambio”

panel-6-baja

Tenemos el gusto de compartir con vosotras/os la exposición “Alimentar el cambio”, realizada en el marco del proyecto “Fomento de la alimentación saludable y sostenible en centros educativos de la Comunidad de Madrid”, impulsado por la cooperativa Garúa y por FUHEM, y  financiado por la Fundación Daniel y Nina Carasso.

El objeto de la exposición es servir de apoyo a los centros escolares que están realizando una apuesta por la comida ecológica y saludable. Cada uno de los seis paneles que la componen aborda uno de los siguientes temas:

  • Agricultura ecológica.
  • Alimentos locales.
  • Del campo al plato.
  • Alimentos de temporada.
  • Alimentos saludables.
  • ¿Qué podemos hacer en un colegio?

Os los podéis descargar para imprimir o proyectar. También nos podéis pedir los archivos en alta resolución. Además, la exposición está disponible para que la podáis usar en vuestro centro escolar.

panel-1-baja

panel-2-baja

panel-3-baja

panel-4-baja

panel-5-baja

panel-6-baja

Presentación Informe Comedores Escolares en España 12 de Noviembre.

imagen-corpartir-whatsapp

Desde las entidades Carro de Combate y Del campo al cole se presentará el Informe sobre Comedores Escolares en España, que han realizado durante los últimos meses. El sabado 12 de noviembre a las 12:00h, en el  contexto de Biocultura en Madrid. Recordaros que hay que inscribirse previamente.

En este evento se presentará como buena práctica la iniciativa Alimentando Otros Modelos que promovemos desde la FUHEM, así como el proyecto de acompañamiento a la Plataforma Ecocomedores de la Comunidad de Madrid financiado por la Fundación Daniel y Nina Carasso e implementado por la cooperativa Garúa.

 

 

 

 

Disfruta la fruta ecológica

28742531f88cae251171e0ebd4ff582684137116a6b3bd72cd3768e9b388e708-big

Nuestro blog amigo TIEMPO DE ACTUAR, dedicado a la difusión de materiales didácticos en clave ecosocial,  ha realizado una entrada a raíz de una de las actividades que realizamos desde Garúa en los colegios de FUHEM en el marco del proyecto. Esta actividad formará parte de la Guía Didáctica que editaremos el curso que viene para recopilar los materiales del itinerario pedagógico sobre soberanía alimentaria realizado durante estos años.

Ver material AQUÍ

Impactos de los modelos alimentarios.

giant asparagus

Boletín ECOS de la FUHEM especial sobre alimentación. Nuestros alimentos, actualmente integrados en buena medida en cadenas globales, comportan diferentes impactos sobre nuestra salud y los ecosistemas. Las cosechas alimentarias cotizan hoy en los mercados de materias primas, como si de un recurso más se tratara y las cadenas alimentarias son controladas por poderosas corporaciones. Para examinar estas cuestiones contamos en este boletín con la colaboración de Carlos González, Ferran Garcia e investigadores de Global Footprint Network. En busca de otros modelos están surgiendo propuestas alternativas para producir, distribuir y consumir nuestra comida, asunto que repasan para Boletín ECOS sus propios protagonistas. La publicación se completa con una entrevista a Miguel Ángel Soto sobre las filtraciones del TTIP, que podrían afectar gravemente, entre otros, al sector agrario. El Boletín incluye también una selección de recursos sobre los temas tratados.

ENLACE AL BOLETÍN

Cata sensorial para el primer ciclo de infantil en CEM Hipatia.

2-3

A través de los sentidos recibimos las primeras informaciones del mundo que nos rodea.  Por eso, decidimos realizar un taller de dos sesiones que nos ofreció la posibilidad de ver, tocar, oler, saborear y explorar productos de temporada. Esto, no hubiera sido posible sin la participación de los alumnos/as del módulo de cocina, que vestidos como auténticos cocineros/as pusieron todo de su parte para aprender y divertirse con nosotros/as. Seguir leyendo

Antiguas entradas