DECÁLOGO DEL DEPORTISTA

  • Se siempre honesto.
  • Da siempre lo mejor de ti mismo en la competición, aunque sientas que se te escapa la victoria.
  • Mantente tranquilo durante la competición y no te dejes arrastrar hacia actos irreflexivos.
  • Obedece a los reglamentos de los jueces, en cualquier circunstancia, y vive conforme a las reglas de la vida deportiva sana.
  • Reconoce el valor de tu adversario y felicita al vencedor. No busques disculpas para tu derrota y no guardes rencor.
  • Si eres el vencedor, conserva la modestia y reconoce los esfuerzos de los vencidos.
  • Condúcete de manera correcta en las relaciones con los jueces, las entidades deportivas y el público.
  • No descuides tus estudios ni tus ocupaciones particulares, pues ello asegurará tu futuro social.
  • No olvides que a medida que obtengas mejores resultados, mayores serán tus obligaciones respecto a la salvaguarda de los principios del espíritu deportivo, porque te convertirás en un ideal para la juventud, que tomará tus actos como ejemplo.
  • Lucha únicamente por amor al deporte y procura progresar siempre.

 

 

Fuente:

Asociación Escolar Goethe, Buenos Aires, Argentina

 

Marcar el enlace permanente.

Un comentario

  1. Hacer deporte es sano y mola mucho!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *