Malala. Mi historia

Su vida no deja indiferente. Con tan solo 11 años, la pakistaní Malala Yousafzai empezó a alzar su voz contra los que querían negar la educación de las niñas en su país. En octubre de 2012 los talibanes le metieron una bala en la cabeza, pero no consiguieron que callara. Su valentía y su lucha fueron reconocidos con el Premio Nobel de la Paz el pasado año, convirtiéndose con 17 años en la más joven galardonada de los Nobel.malala_pic

Malala nos cuenta en esta nueva edición de sus memorias, de Alianza Editorial, cómo se enfrenta al terror y casi pierde la vida por ello. Su discurso es directo, su mensaje contundente y maduro. Un mensaje de libertad, de esperanza. Sin duda, una lectura imprescindible para jóvenes y no tanto.

Este párrafo define la increíble fortaleza de Malala:

Miré a la doctora Fiona. Había puesto una caja de pañuelos de papel entre nosotras y me di cuenta de que esperaba que me pusiera a llorar. Quizá la antigua Malala habría llorado. Pero cuando has estado a punto de perder la vida, una cara extraña en el espejo no es más que la prueba de que sigues en esta tierra.

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.